miércoles, 9 de noviembre de 2011

El Sur

     Tal vez el cine no sería el mismo, si no fuera por películas como ésta que tuvo la buenísima idea de dirigir Víctor Erice  en 1983. Basada en la novela corta y homónima de Adelaida García Morales, inédita hasta 1985.
    Normalmente, los que disfrutamos de la literatura y el cine, preferimos el orden lógico para conocer una obra: libro-película; y hay una creencia, que en algunos pocos casos he dudado, de que el libro es siemprre mejor que la película.
    Yo rompí esta norma, no sé si escrita, de conocer en primer lugar el filme. No me arrepiento y creo que mereció bastante la pena y posteriormente he indagado en el libro para descubrir las claves de esta película.
        •  PRIMERO, PELÍCULA

    El filme es una adaptación bastante libre de la novela. Omite algunos detalles importantes de ésta y a la vez, añade otros nuevos. Ello hace que ambas obras se distancien, pero verdaderamente tenemos dos realidades artísticas diferentes. Muchas veces me he preguntado si este distanciamiento obedecía a alguna razón o era fortuito. Oficialmente siempre he escuchado:

     "El sur era una película que estaba diseñada para tener una segunda parte, en la que Estrella, la protagonista ya adolescente, viajaría a Carmona al saber que tiene un hermanastro debido a la relación de su padre con otra mujer. El productor, Elías Querejeta, junto con Victor Erice, habían acordado que el rodaje del filme tardaría 81 días, pero éste se interrumpió a causa de problemas con la financiación. Productor y director apalabrarían  retomar el rodaje de la segunda parte una vez solucionado el tema financiero. Pero, el éxito de la película fue tal que salió seleccionada para el Festival de Cannes y reunió muy buenas críticas. Esto hizo que se dejara la película tal como estaba, ya que consideraban que el entusiasmo que reunieron en la primera parte ya se había perdido, un desenlace inesperado que posiblemente le haya dado un cierto valor añadido".


       Sin embargo no coincide con otra versión de lo ocurrido ya que todo esto es matizado por el propio Erice en una entrevista concedida para rtve.
         Dejando estas polémicas de financiación, creo que la película es digna de ser mencionada por sus grandísimos méritos y resaltaría algunos aspectos:

   La elección de los protagonistas Omero Antonutti y la hija adolescente, la ya directora, Icíar bollaín,  es uno de los grandes aciertos de la película dado el trabajo que ambos realizan y la gran similitud con  los personajes del libro. No olvidemos que el eje de la obra es la relación angustiosa y profunda hija-padre. Y no puedo olvidar a la mejor de todas, la chacha exageradamente andaluza que hace vibrar cuando aparece,  Rafaela Aparicio. Pero qué magnífica es la exaltación que se hace de   Andalucía  .



       Ese Sur referido sólo lo vemos en unas postales antiguas con ese toque Kitsch, que tan de moda se poe en algunos momentos, pero metafóricamente está por cualquier lugar, por contrapunto a lo que vemos: las cartas, los comentarios, los personajes, el paisaje, la luz, la nieve, los suelos,... ¿por qué los suelos de madera tienen ese inceíble magnetismo y magia para los que hemos nacido al sur?

       Otro aspecto relevante en la ambientación de la película, una buena elección de interiores y exteriores con esa atmósfera otoñal. La fotografía de Jose Luis Alcaine, sencillamente indescriptible. Me gustan esas tomas a contraluz, y especialmente esta escena por inmensos árboles de sombra, que antes cubrían las carreteras hispanas, y que rememoran la vida rural de esa  España  que en tantas ocasiones añoramos:


    
        • SEGUNDOLIBRO
                                                                                                                                                          
          Respecto al libro, destacaría que su brevedad no le impide ahondar en la sicología de sus personajes. La perspectiva de la hija que tiene que bucear en sus propios recuerdos de su niñez y de su  adolescencia, para intentar comprender su propia identidad:

  "...Me sentí derrotada y llena de rabia. Pero me senté a la mesa y te vi frente a mí, mirandome con indiferencia, percibí en tus ojos, un sufrimiento inhumano. Entonces mi dolor se hizo banal y ridículo.." (pág.30)

   Creo que es muy interesante, hacerlo con afinidades con la novela policíaca, debes solucionar y construir una especie de rompecabezas, cuyo resulado eres tú misma. Y le ha tocado encontrarse con un padre marcado por su misantropía y que no encuentra el mayor interés por la paternidad. Además, se encuenta en la inestable etapa de la adolescenciaque tanta inseguridad produce:
   
   "...Supe también que en muchos pupitres de aquel colegio de chicos estaba grabado mi nombre con letras mayúsculas.  Por primera vez en mi vida llegué a pensar que yo era guapa..." (pág.32)

       Y el presagio de algo terrible que siempre ha estado:
          "...A través de aquel velo de penumbra vi años enteros pasando por tu rostro envejecido. Aquella noche sentí que el tiempo era siempre destrucción. Yo no conocía otra cosa. El jardín, la casa, las personas que la habitábmos, incluso yo con mis quince años, estábamos envueltos en aquel destino de muerte que parecía arrastrarnos contigo..." (pág. 37)