viernes, 4 de noviembre de 2011

Anuncio publicitario: vodka Eristoff

     He elegido este spot que tiene ya cierto tiempo, pero fue muy conocido en su época, porque plantea el consumir como una liberación, incitando al individuo a adoptar conductas compulsivas. Actualmente sería imposible este tipo de campañas publicitarias, por las restricciones legales a la publicidad del alcohol, especialmente dirigidas a los jóvenes. Éste tiene el aliciente añadido, de dirigerse directamente a la mujer joven. Yo le tengo cierto aprecio a este anuncio, porque conservo uno original y lo he comentado algunas veces con mis alumnos. Aunque hay que advertir, en las consecuencias físicas, síquicas y sociales en las que puede desembocar, un consumo irresponsable, si se carece de una formación adecuada.

         Podemos discrepar y censurar el uso que hace la publicidad  de ciertos valores sicológicos como la seguridad en sí mismo, la libertad, la belleza, el amor, la sexualidad ..., con el fin único de aumentar las ventas de un determinado producto. Especialmente, cuando va dirigida a un segmento tan especial como es la adolescencia. Conocida por todos por ser una etapa humana, caracterizada por la inseguridad y por la facilidad que presta a las influencias externas. Esto me motiva más para analizar anuncios dirigidos a los jóvenes.
          Este anuncio lo conservo desde hace ya unos doce años y me gustaría comentarlo. Aquí lo tenéis ampliado, observarlo detenidamente:


      • Elementos lingüísticos:
        • Eslogan: ¿Qué diría tu mamá si te viese con Eristoff? Oración corta y fácil de recordar, planteada como un desafío. Se pretende una intención de ruptura generacional entre padres e hijos. Parece como si el consumo del producto facilitara la aventura de traspasar fronteras para vivenciar nuevas experiencias sexuales.Y es que la libertad se encuentra rompiendo la norma establecida., ésta es la mejor opción para sentirse autoafirmados.
        • Doble sentido: ¿quién es ese Eristoff que tanto asusta a mamá, una bebida o se puede entender como un ser masculino?
        • Barbarismo o extranjerismo: el nombre de la  marca en sí   ERISTOFF   la asociamos con bebidas del este europeo. El vodka, bebida típica y popular en sus países de origen, es tenida aquí como elegante y propia de personas de un cierto poder adquisitivo.
      • Elementos no lingüísticos:  
        • Plano americano: muestra con todo su esplendor físico a una joven. con una indumentaria juveil, desenfadada y aractiva. Su cuerpo se estiliza con la torsión del tronco. Su mirada parece mostrar cierto asombro por la presencia de otro personaje que no aparece en este plano Es importante el detalle embellecedor del cabello expuesto al viento, tradicionalmente es un tópico de la belleza femenina, ya escribía Garcilaso, en el siglo XVI:      
                                                                ...y en tanto que el cabello, que en la vena 
                                                                del oro se escogió, con vuelo presto,
                                                                por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
                                                                el viento mueve, esparce y desordena...
        • Colores: en sus imágenes predominan los tonos en blanco y negro, salteados con matices rojos que lo asocian a la etiqueta. No olvidemos además que el rojo transmite sensualidad. El rojo parece recortar lo que podría ser una silueta masculina. La marca persigue un estilo que provoque alegría, desenfado, vitalidad y valentía para tomar nuevas decisiones..
        • Líneas: podemos estalecer dos esenciales:
          • verde: eje central de equilibrio que como puede apreciarse resultan planos casi simétricos.
          • azules: conforman con la base un trángulo, perfección y armonía
        • Iluminación: una cierta confusión que parece un entorno urbano en  el segundo plano, sirve para resaltar a la muchacha. El foco de iluminación es cenital y sirve para resaltar sus ondulaciones corporales.
        • Tipografía: las letras elegidas son aparentemente desenfadas, como queriendo imitar el espíritu supuestamente juvenil. Pero su disposición crea una flecha que se dirige a su corazón o su pecho, pueden interpretarse como una afirmación de personalidad.

     Conclusión: tengo que reconocer que los creadores de esta campaña estuvieron acertados, aunque no no se refirieran a  la importancia de beber con moderación,  sí nos muestran ese maravilloso mundo de ensueño que es la publicidad. Debemos conocerla, estudiarla, respetarla y, por su puesto cuando toque, saber rechazarla.



   Os dejo con otro anuncio de la misma campaña del que se ha comentado mucho su componente sexual. Concretamente, fue muy criticada en su día por la mezcla del alcohol y la sexualidad, cóctel muy rentable económicamente, pero peligroso al estar dirigidos a los jóvenes.
    Puedes comentar este asunto, si te apetece.