viernes, 6 de julio de 2012

El arte de la mentira (y la traición)


       Nuestro mundo nos guste o no, se mueve en parte, condicionado por la mentira. Los mismos animales son capaces de desarrollar mecanismos que los hacen más fieros o más peligrosos de lo que en realidad son. El terrible juego de la vida, la lucha despiadada por no dejar de existir, ... todo lo justifica.