jueves, 11 de mayo de 2017

3. El mundo a tus pies


              Un día vagando por la ciudad observé fascinado las pompas que alguien soplaba para que ascendieran frágiles, miraba absorto. Comprendí que necesitaba subir, sí subir a cualquier lugar. No me importaba, con tal de verlo todo desde arriba, sentir, como alguien había dicho alguna vez, en otro lugar: El mundo a tus pies. 



jueves, 4 de mayo de 2017

2. El mundo a tus pies

       Nunca pensé que el ser humano pudiera tener tantos lugares ocultos como empecé a descubrir en mí mismo. Somos un pozo lúgubre lleno de todas las insatisfacciones que acumulamos durante nuestra vida. Descubrí que algo muy pequeño, podía proporcionar grandes placeres.