domingo, 21 de junio de 2015

Lo humano en la naturaleza: Luis J. del Castillo

    He conocido a Luis, en una de las tantas encrucijadas extrañas que la vida nos depara. Nos hemos permitido colaborar en algunos proyectos educativos. Así he conocido su dedicación y empeño en no pocos quehaceres artísticos. Me ha gustado su interés por captar los momentos y la luz irrepetibles que proporciona la fotografía, arte que no deja de buscar innumerables caminos llenos de poesía, de información, de injusticia, de eternidad, de anhelos, de causa perdidas, de humanidad.
   Aquí tenéis sus palabras y una pequeñísima muestra de su producción fotográfica:



      De forma general se suele remitir a la fotografía en busca de la captación de escenas que remitan a algo más de lo que se muestra: el sentimiento, la emoción, el hecho histórico que acompaña a tal momento, etc. Pero hay también una expresión artística en la imagen captada. Resulta sencillo sorprenderse de nuestra naturaleza retratada en una fotografía y nos resulta molesto encontrar elementos humanos cuando interrumpen un paisaje bello.


     Por esta razón, he querido retratar en mis fotografías la convivencia entre esa naturaleza que permanece y la fugaz huella humana, creada justamente para sobrevivir a nuestra propia existencia mortal. Cada imagen pretende combinar lo que siempre se ha tratado de eliminar del paisaje, pero que convive irremediablemente con él y que, por tanto, también puede ser bello y expresión de algo. La fugacidad del momento en la huella en la arena, lo cotidiano de nuestra arquitectura más banal frente a lo eterno del atardecer, la transformación de lo natural, como es la piedra, en lo humano, en la escultura que convive con el resto de elementos: la luz, los árboles. Y al final, hasta la luz que crea el hombre pervive entre las sombras que crea la naturaleza.


    Hay vida en esta coexistencia posible, hay belleza y sentido aún cuando nos cueste encontrarlo. Tan solo tenemos que poner otra óptica a lo que nos rodea. Una mirada distinta.