martes, 4 de marzo de 2014

Chapuceros.com


      Nuestra querida tierra, antaño reconocida por genios de la talla de Cervantes, Velázquez, San Juan de la Cruz, Murillo, Rosalía de Castro o Picasso, se ha visto invadida por una legión nefasta de personajillos que podemos denominar como chapuceros.

     Los diccionarios los definen: "...personas que realizan las tareas sin técnica ni cuidado o con un acabado deficiente" Creo que la podemos  ilustrar con innumerables ejemplos. Todos lo somos un poco, sin duda... Ya me gustaría contar en los comentarios con anécdotas...
 
 
     Imagino que la sensación de ese acabado chapucero no debe ser un sentimiento exclusivamente hispánico, pero es cierto que en España el calado que tiene en la sociedad es muy grande. Imagínate que contratas a una empresa de reformas para que realice una rehabilitación en tu vivienda o una pequeña obra pública y tienes un resultado tan decorativo y práctico como los de las fotografías:







       Contamos con una clase política que nos dirige que es un auténtico ejemplo de despropósitos y de chapucerismo en asuntos fundamentales para el estado. Asuntos que se adaptan a la formación del gobierno de turno, sin pretensión de buscar un consenso, lógico para que no sea una carga económica en el futuro. Así : las leyes de Educación, organización del estado, leyes laborales, órganos estatales como Diputaciones y Senado,... son meros caprichos de unos políticos que intentan favorecer sus intereses propios... por supuesto sin dar importancia a eso que llamamos interés común.



   
       Un ejemplo de todo lo que hablamos es el Metro que actualmente se termina en Granada. Doce años ha estado  copando las disputas políticas entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, distinto signo político, los mismos despropósitos...
 
     Desde que comenzara el estudio informativo en 2001, el proyecto se ha visto sometido a una decena de reformas. El último de estos cambios ha sido el del túnel del Zaidín, un acuerdo que se firmó en 2009 entre la entonces consejera  y el alcalde de la ciudad. La situación económica ha cambiado sustancialmente desde entonces y la consejera de Fomento actual, decidió descartar ese soterramiento para los coches, amparándose en la petición reiterada de vecinos y comerciantes de acabar la obra cuanto antes. Desistir de hacer el túnel supone un ahorro en tiempo y dinero, pero exigía cambiar las condiciones del tráfico en la zona. Un auténtico despropósito que se tenía que haber resuelto hace mucho tiempo sin causar tantos perjuicios a comerciantes, en particular, y ciudadanos, en general.

    Entre tanto desaprensivo chapucero me agrada ese sentido del humor hispano, y seguramente universal, capaz de sobreponerse a la adversidad. La mejor muestra son los tebeos de Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio es una serie de historietas creada en 1966 por Francisco Ibáñez que muestra las cómicas aventuras de dos obreros chapuceros y desastrosos pero tremendamente tiernos. Con ellos los niños aprendimos muchos de los defectos de los adultos. 





       No nos podíamos imaginar, claro, la clase de dirigentes que tendríamos en el futuro que dejan a estos personajes de ficción en meros ejemplos de inocencia. Pero sirva todo esto de homenaje al humor crítico tan necesario en nuestra vida.