martes, 24 de septiembre de 2013

Apuntes sobre Arte urbano


    Creo que todos hemos observado que nuestras ciudades no paran de transformarse. Uno de esos cambios, está en esas escrituras y pintadas que florecen en cualquier rincón. Valorarlos resulta especialmente polémico, como en tantas otras cuestiones, no hay unanimidad: la mayor gamberrada, para algunos; a una importante revolución artística, para otros.



     Algo es cierto, los caminos artísticos, se amplían. Esa imagen del artista acomodado y refugiado en el confortable calor del salón de exposiciones, es de otra época. Jóvenes, en su mayoría,  buscan otros espacios y referntes artísticos. Creo que estamos asistiendo a una Revolución Artística de las que luego se estudian en los centros educativos. Sin duda muchas de las obras, un pequeñísimo muestrario, serían merecedoras de ese reconocimiento:



    La necesidad de una nueva expresión, abierta y que sale a las calles, nos permite hablar de Arte urbano o street art. Esta modalidad engloba a todo arte que se expresa en la calle, normalmente de manera ilegal y describe el trabajo de personas que han desarrollado un modo de expresión artística mediante el uso de diversas técnicas como plantillas, posters, pegatinas, murales y grafiti entre las más importantes, en una nueva forma de comunicación a través del texto, el contenido y la opinión social. Cualquier rincón, acera, pared, ruina, mobiliario,... es válido.La ciudad se convierte en un improvisado espacio artístico.





    El arte callejero, al integrar sus elementos en lugares públicos muy transitados, pretende sorprender a los espectadores y suele tener un mensaje subversivo que critica a la sociedad con ironía e invita a la lucha social, la crítica política o simplemente a la reflexión. Sin duda la provocación, aunque yo prefiero utilizar los términos sorpresa o impresión, sobre el tranquilo viandante son perseguidos por estos artistas. Es interesante la exposición abierta a todos, en plena calle, de las obras es una importante aportación a la Historia del Arte. Los Museos, con una labor social y cultural importantísima, se han quedado muchas veces para la contemplación de una minoría especializada. Sé que esto será discutido por muchos, pero los que hayan sufrido visitas culturales con jóvenes a esas instituciones, lo entenderan. El arte en la calle pierde ese halo elitista que en ocasiones asusta a los que no tiene una preparación y concimientos previos. No sé si sería interesante decir que consiguen democratizar el arte.





     Mi ciudad, Granada, con una importante tradición cultural que podríamos decir respira el arte, por cualquier lugar por el que pasamos. Aquí, afortunadamente, hay una cierta predisposición a acoger las nuevas innovaciones, y obviamente, se ha producido una rápida presencia de estos artistas. Incluso hay algunos que han tenido un gran reconocimiento internacional... Al lado y debajo, hay muestras de ello. Incluso hay un cierto reconocimiento institucional... Claro que como en casi todo, el consenso es complicado...


 


  Pero precisamente es Granada, uno de los lugares en  que este arte está siendo muy polémico. El problema es cuando se utilizan espacios con alto valor histórico para la expresión artística. Espacios considerados Patrimonio Histórico. Las autoridades y, creo que la mayoría de los ciudadanos se muestran contrarios. Yo lo entiendo, nadie puede alterar, lo que otros artistas concibieron. El arte no puede pisotear al arte. La solución, difícil, pasa por dedicar espacios urbanos especiales para que los artistas puedan expresarse libremente. Pero esta oficialidad es contraria a sus propios principios de espontaneidad e ilegalidad, se sienten convertidos en artistas reconocidos.  Con sinceridad, algunos de esos grafitis son muestras de egocentrismo del autor que se dedica a emborronar todo lo que puede plasmando su firma por los máximos sitios posibles, carentes de una mínima estética y con mensajes que solo su autor o allegados entiende, en una absurda competencia donde adquiere mas valor quién estampe su firma en los sitios más emblemáticos o los más inacesibles, terminando por dar a la ciudad un aspecto penoso.


     Para concluir me gustaría hacer dos menciones:

  •     Anónimos, sí. pero en todo este mundillo artístico es de sobra conocido Banksy, seudónimo de un prolífico artista del street art británico. Su trabajo, en su gran mayoría satírico con la política y costumbres. Su arte urbano combina escritura con una técnica de estarcido muy distintiva, similar a Blek le Rat, quien empezó a trabajar con estarcidos en 1981 en París; y miembros de la banda de anarco-punk Crass, que mantuvieron una campaña en las instalaciones del metro de Londres a finales de la década de los setenta del siglo XX e inicios de los ochenta. Sus obras se han hecho populares al ser visibles en varias ciudades del mundo, especialmente en Londres.



  •      El Museo Internacional de arte moderno y contemporáneo Tate Modern de Londres ha realizado varias exposiciones de arte urbano y actualmente tiene a la venta uno de los mejores análisis sobre esta tendencia, el libro Street Art The Graffiti Revolution, donde se analiza en profundidad el fenómeno del arte urbano con los artistas mas importantes del arte de la calle.