martes, 25 de diciembre de 2012

Brístol


















      La fama de Londres deja en olvido otras zonas de Inglaterra, para quien se dirija a esta zona. Es algo injusto porque el país y todo el reino tienen otros grandes atractivos que merece la pena conocer.

    Hace poco visité la región de Brístol, ciudad y  condado de Inglaterra y uno de los dos centros administrativos del sudoeste de Inglaterra. Desde sus inicios, su prosperidad ha estado ligada al puerto comercial que dio origen al centro de la ciudad. Brístol. se convirtió en centro del comercio de esclavos. Durante el auge del tráfico de esclavos, entre el año 1700 y, más de 2.000 barcos de esclavos partieron del puerto, llevando consigo a más de medio millón de esclavos desde África hasta Norteamérica. El mecanismo era el siguiente: los barcos partían desde Brístol hacia África occidental cargados de bienes manufacturados que allí cambiaban por esclavos. Después se dirigían con su carga humana hacia las Indias Occidentales, donde vendían los esclavos a las plantaciones de caña a cambio de cargos de azúcar. Desde el Caribe regresaban a Brístol con el preciado dulce que se intercambiaba por bienes manufacturados con los que partían de nuevo a África por más esclavos. Este comercio triangular (Brístol-África-Caribe-Brístol...) fue muy lucrativo y la principal fuente de prosperidad de la ciudad. Este pasado próspero, es patente en los monumentos de la ciudad.