miércoles, 9 de marzo de 2011

Árboles


       Parece que de un tiempo a esta parte, a todos nos ha dado una gran preocupación  por las cuestiones medioambientales, lo cual es ciertamente positivo. No se puede negar que también tiene una cierta mala pata porque somos conscientes, que nuestro planeta está pasando momentos difíciles. Y por ello cualquier ayuda por pequeña que parezca es bien recibida. Ya se sabe:  "El hombre que mueve una montaña, empieza por remover las piedras pequeñas."  
 
     Y por ello me gustaría resaltar la importancia del árbol ahora, cuando celebramos: El año internacional de los bosques .      



       Los árboles son seres legendarios que nos acompañan desde que estamos en la superficie de la Tierra. Nos han dado su sombra y sus frutos, primero. Luego, descubrimos sus entrañas para la madera y el papel. Y, diariamente nos regalan su oxígeno. Bueno en realidad lo transforman.

      No entiendo por qué el desmesurado abuso que hacemos de ellos y de sus espacios. Qué absurdo su constante destrucción y la absurda mala utilización que hacemos del papel, que hemos convertido en un objeto más del consumismo voraz del que hacemos gala. Qué difícil es reflexionar con ciertas personas con que tirar y tirar no es lo mismo que la calidad de vida, que perfectamente podemos vivir sin ese afán derrochista.



      Últimamente, suelo encontrar en la prensa noticias u opiniones  del tipo: "Fulano de tal ofendido, porque los ecologistas no hacen nada ante la destrucción de una alameda" o "Mengano protesta porque los ecologistas no aparecen en tal plaza en la que están talando tantos árboles" Y me pregunto no seguiremos "matando al mensajero" y dejamos de mirar a los auténticos responsables de la destrucción del arbolado con sus clásicos argumentos por el progreso y la modernidad.


       Pero, en fin entre todos celebremos positivamente este año. Y pensemos que lo que hoy hagamos tendrá repercusión en el futuro y nuestros hijos podrán también disfrutar de lo hoy nosotros tenemos.


                                                                                 Dedicado a Pepe.