miércoles, 14 de marzo de 2012

Peatonalización

     Ganada es una ciudad que afortunadamente está atada a un pasado. Se nota en el ser granadino y también en su configuración urbana. Guarda ese regusto del lugar perfecto para poder perderse por infinidad de lugares; o para buscar esa sensación única de estar a medias de dos civilizaciones, occidental y oriental; o caminar por el camino que divide el sosegado pasado, con el bullicioso presente.

    Una reciente iniciativa del Ayuntamiento, la de cerrar al tráfico uno de los lugares emblemáticos de la ciudad: La Carrera del Darro, con la consiguiente polémica vecinal. Yo considero que la medida es acertada. Entiendo que hay que dar opciones a los vecinos, especialmente ancianos, creo que se aceptado el traslado gratuito en taxi ecológico, perfecto.Otras oposiciones encontradas parecen venir de ese carácter granadino neófobo, como pasó en la peatonalización de la calle Mesones, a la que muchos se opusieron en su día, y hoy es el lugar más comercial de toda la ciudad. Me gustaría saber cuántos de los antiguos detractores, querrían hoy que los coches volvieran a pasar por allí.  Porque con los tiempos eonómicos que corren, no podemos olvidar que ese patrimonio histórico le confiere un atractivo turístico envidiable.
       Y ahora que se acerca la Semana Santa, más. Algunos pueden pensar es que estoes puramente economicismo, de acuerdo pero no hay que olvidar que el Turismo es uno de los pocos motores económicos de esta ciudad.
       Y sobre todo, no podemos olvidar el inmenso placer de tener una ciudad por la que puedes pasear y atravesar, prescindiendo del ruidoso y contaminante coche. Esta idea parece imponerse en muchas ciudades que en su día pensaron únicamente en los vehículos de motor como medios de transporte y ahora, rectifican y buscan otras alternativas de transporte. Magia urbana.