lunes, 1 de agosto de 2011

Irlanda: pinceladas de una isla


          Si quieres conocer un lugar con el sabor húmedo y tradicional en  sus calles y en sus pastos verdes, y que seguro que te costará abandonar, no dejes de visitar:



                         Destacaría algunos aspectos y algunas visitas obligadas, te recomiendo que leas esta entrada oyendo la versión de The Corrs, de la canción tadicional  Brid Og Ni Mhahille ,en gaélico irlandés, un lujo más para disfrutar de este país:





                    Naturaleza, me gustaría comentar dos lugares, aunque os podéis imaginar que son muchísimos los que tienen interés:
  • Acantilados de Moher, Condado de Clare, lugar archiconocido y lleno de un especial encanto, son unos inigualables balcones al Océano Atlántico, que llegan hasta los doscientos metros sobre el nivel del mar. Para el que le guste la natuleza, flipará. Los frailecillos vuelan por debajo. No penséis que llegáis a un lugar alejado de la civilización, nada de nada, está explotado y bien. Han realizado incluso un Centro de atención al visitante, diversas tiendas e incluso un aparcamiento (ojo, cobran no por vehículo, sino por pasajeros, no comment, picarescus sumus). No lo han integrado mal en el entorno, pero hay mucho turismo. Justo antes, si llega por el norte, hay una región preciosa llamada en inglés The Burren. Una pequeña porción de El Burren ha sido designado como parque nacional: Burren National Park. Es uno de los seis parques nacionales de la  República de Irlanda  y el más pequeño de tamaño (15 km²). Es un lugar delicioso con vista a las marismas, hay un castillo próximo a ellas, y con la proximidad del Atlántico. Las viviendas de la zona conservan una exquisitez que dice mucho de los que las habitan, merece la pena detenerse por estos lugares, te sorprenderán.        
                                                                   Acantilados de Moher

                                                        The Burren


















  • Las montañas de Wicklow, Condado de Wiclow. El origen del nombre viene del danés Wykynglo o Wykinlo.  El nombre irlandés de Wicklow, Cill Mhantáin, significa "Iglesia de Mantan", el nombre de un apóstol de San Patricio. Hay unos bellos y naturales senderos que salen del aparcamiento acotado, además hay unas interesantes ruinas celtas. De gran belleza es otro de los parques nacionales irlandeses: El Parque Nacional Montañas de Wicklow.















                             Música irlandesa es el folclore que ha permanecido vivo en la isla de Irlanda a lo largo del siglo XX, cuando otras muchas formas tradicionales de música en todo el mundo perdían popularidad por pasarse a la música pop. A pesar de la emigración y una bien desarrollada conexión con las influencias musicales británicas y Estadounidenses, la música irlandesa ha mantenido muchos de sus aspectos tradicionales. Además, ha influenciado muchas de las formas musicales de hoy en día, tales como las raíces del country en los Estados Unidos, que a su vez han influenciado enormemente en la creación de la música rock. En ocasiones ha sido modernizada, y fusionada con el rock and roll, punk rock y otros géneros musicales. Algunos de estos artistas que han fusionado canciones han logrado incorporar éxito en Irlanda y en el extranjero y nos encontramos grupos e individuos, tan conocidos, como: Stiff Little Fingers, Aslan, U2, Horslips, Clannad, The Cranberries, The Corrs, Van Morrison, Thin Lizzy, Hothouse Flowers, Ciarán Farrell, Sinéad O'Connor, Enya. Lo cierto es que te das cuenta que la clave de este éxito está en la calidad de los innumerables músicos de  los pubs y de las calles de las ciudades, abundantes en el momento que comienzan a cerrar las tiendas. Puedes encontrar gente de todas las edades, pero siempre con gran vocación y con sensación de un laborioso trabajo detrás, indispensable.
                          Algunas ciudades, imprescindibles de la  República de Irlanda :

                                            Calle de Dublín
      • Dublín, Condado de Dublin, capital del estado. Ciudad con un centro encantador y limpio, me gusta que tenga carriles bici por todos los lugares. Muy importante y tradicional de Dublín también es la fábrica de cerveza Guinness (fundada por Arthur Guinness), donde al finalizar el recorrido por la fábrica se puede disfrutar de una de sus mejores cervezas en la terraza de la parte superior desde donde hay una magnífica panorámica de todo Dublín.. Además creo que es lo más auténticamente irish que te puedes encontrar, y está muy buena.
      • Kilkenny,  Condado de Kilkenny.  Situada a orillas del río Nore, se conoce a la ciudad por sus edificios medievales y su vida nocturna. Tiene una población de 8.625 habitantes mientras que, incluyendo los alrededores, la cifra alcanza los 23.967. Es la ciudad más pequeña de Irlanda, tanto por su área como por su población. Pero es realmente agradable para pasear y observar. Posee numerosos monumentos muy bien conservados. Además son  famosas  las leyendas sobre algunos de sus habitantes como por ejemplo la de la "abruja  de Kilkenny" que los paseantes podrán encontrar sentada en algunas de sus calles.
       

      • CorkCondado de Cork,  posee un importante puerto marítimo. El río Lee atraviesa la ciudad y justo antes de entrar al casco urbano se divide en dos caudales que separan la ciudad en tres partes, donde la central corresponde al centro histórico. Las dos catedrales son magníficas.
                                                                                                            Catedral de CorK
         Recomiendo la visita a el Castillo de Blarney (en inglés Blarney Castle) que es una fortaleza medieval situada en la localidad de Blarney, cerca de Cork, a unos ocho kilómetros, en la ribera del río Martin. En la parte superior de se encuentra la piedra de la elocuencia o piedra de Blarney. Los visitantes deben besar la piedra por la parte de abajo estando suspendido en el vacío y obtendrán el don de la elocuencia. Esto se ha convertido en un reclamo para guiris, como yo. Lo interesante, de verdad son los jardines que contienen diferentes puntos interesantes como Druid's Circle, Witch's Cave y las Wishing Steps. En los alrededores se encuentra la Blarney House, una mansión reformada en 1874 en estilo señorial escocés residencia de la familia Colthurst desde el siglo XV.
             
                                                                                                               Blarney Castle

                                 Posdatas:
      1. No recomiendo alquilar coche en  Europcar.
      2. Agradezco a los que me han acompañado en este viaje por hacerlo mágico y por ayudarme con las fotografías.
      3. Me gusta de también que no suele haber basura por las calles y no se grita, salvo en los desmadres en los pubs, que sí se hace y mucho. 
                                                                          Irland


                Me gustaría despedirte con esta magnífica Women of Ireland, en la versión de Sinead O Connor