sábado, 16 de mayo de 2015

Entrevista al actor Chema Adeva


Soy actor, he dedicado toda mi vida al teatro y mi trabajo me apasiona”.
"¿Vosotros sabéis lo maravilloso que es, poder seguir jugando a lo largo de toda tu
vida?". "¿No dejar de ser niño nunca?"." ¿Que tu profesión sea además, tu juego
preferido?"." Y que la recompensa encima, sea el aplauso del público ". " ¿Conocéis
alguna otra profesión que aplaudan al trabajador cuando termina su jornada laboral?"







Hoy entrevistamos a Chema Adeva, magnífico actor que ha representado 'Los Macbez' en los teatros de las principales ciudades de España desde octubre de 2014 hasta enero de 2015.Para nosotros es todo un placer poder hacerle unas preguntas. Antes de ello nos gustaría felicitarle por su interpretación los días 23 y 24 de octubre en Teatro Alhambra de Granada de esta obra a la que tuvimos el placer de asistir.
"Los Macbez "cuenta con actores de la talla de Carmen Machi y Javier Gutiérrez, ambos muy curtidos en el mundo de las tablas. Les acompañan Rulo Pardo, Chema Adeva, Jesús Barranco, Laura Galán y Rebeca Montero. ‘Los Mácbez’ es una obra de Juan Cavestany dirigida por Andrés Lima.
Inspirada en la obra de Shakespeare, esta contemporánea versión de ‘Macbeth’ se desarrolla en Galicia, donde se produce una lucha de poder para lograr la presidencia de la Xunta. Allí, una pareja ávida de poder se enreda en su propio engranaje de ambición y envidias, con un final no muy esperanzador. ‘Los Mácbez’ trata temas tan de actualidad como la política, las falsas apariencias, la ausencia de bilingüismo en nuestros representantes públicos, la familia, el ansia de poder.
1-¿Sabías desde pequeño que querías trabajar en el mundo del espectáculo?;¿ Cómo y dónde descubriste tu pasión por el teatro?
A mí desde pequeño me gustaba disfrazarme de cosas raras para hacer reir a mis padres, hermanos, etc., y bromeaba con 12 o 13 años con los amigos de entonces, en convertirme en un gran actor y conquistar Hollywoood, pero no tenía todavía la conciencia de dedicarme al teatro.
Lo descubrí unos años más tarde con 15, 16 años. Mi hermano Guillermo, seis años mayor que yo, montó una compañía de teatro aficionado y me incorporé a ella, primero como técnico de luces y sonido y posteriormente como actor. En realidad fue él, quien me descubrió el mundo del teatro, el que me inoculó el veneno del teatro.
2-¿Con qué edad decidiste empezar en el mundo del espectáculo?
Como aficionado, ya os digo, a los dieciseis, más o menos. Alternaba los estudios, con algunas representaciones que hacíamos en colegios mayores o en algunos salones de parroquia, incluso en colegios de monjas o de curas. Os parecerá un poco extraño, quizás, pero estoy hablando de hace muchos años y entonces los grupos aficionados, solo teníamos esas alternativas, para poder hacer teatro.
Como os decía, alternaba los estudios, con esta afición, hasta que un día, después de terminar la mili (que entonces era obligatoria) decidí presentarme a la Escuela de Arte Dramático para prepararme como actor y dedicarme plenamente a esta profesión. Tenía entonces 21 años.
3-¿Tu familia te apoyó en la decisión que tomaste?
A mi madre no le gustaba nada la idea, que su hijo pequeño se dedicara a la farándula, - era una profesión tan inestable- pero mi padre sí me apoyó. Y a medida que fui desmostrando que el teatro era mi pasión, me apoyó el resto de mi entorno familiar.
4-¿Cuál fue tu primera actuación ante las cámaras o ante el público? ¿Cómo te sentiste en ese momento?
Vamos a ver, no me gustaría enrrollarme mucho.
Como os contaba anteriormente, ya había actuado con la compañía Zambulu, (así se llamaba la compañía que dirigía mi hermano) y la verdad es que hace tanto tiempo, que no recuerdo la sensación que tuve entonces. Lo que si recuerdo, es la primera vez que actúe, ya como profesional. Cuando estudiaba en la R.E.S.A.D (Real Escuela Superior de Arte Dramático). Entonces, cuando se terminaban los estudios de arte drámatico, el último curso montaba con los profesores que habían impartido las asignaturas – esgrima, voz, interpretación, etc. – un espectáculo para que los alumnos que iban a egresar de la escuela, tuvieran algo, para poder empezar a curtirse como profesionales ante los espectadores. Y con la obra de teatro “Medora” de Lope de Rueda – que fue la que se montó ese año – inauguramos las primeras jornadas del teatro clásico de Almagro.
Y ahí, si recuerdo, fue donde sentí al público realmente próximo.
Fue sensacional. ¡En el Corral de Comedias de Almagro!. Que es como un templo para el teatro. Con el patio lleno y el público disfrutando y nosotros más.

5-¿Qué papel ha sido el más complicado que has interpretado a lo largo de tu carrera?
Creo que siempre suelen ser los últimos, porque después de llevar muchos años haciendo diferentes personajes, es dificil que algún personaje que has hecho con anterioridad, no recuerde a otro. Obviamente, nuestra herramiente de trabajo es nuestro cuerpo, nuestra voz y a mi me gusta contruir los personajes desde lo fisico, para posteriormente interiorizar las emociones. Y los actores intentamos no repetir modelos de otros personajes ya hechos, por eso, cuantos más personajes hayas interpretado más dificil es crear otros nuevos. Asi que, para mi, los últimos que hago son siempre los más complicados.
6-Los actores , ¿tenéis algún truco para aprender tantas diálogos y memorizarlos durante la escena?
Para mí, el único truco que existe, es el de la repetición y dependiendo de la memoria que tenga cada cual, tendrá que estar más o menos horas insistiendo, igual, que para cualquier otra, disciplina que se quiera aprender.
7-¿Te gusta tu trabajo? ¿Por qué?
No solo me gusta sino que me apasiona.
Vosotros sabéís lo maravilloso que es, poder seguir jugando a lo largo de tu vida. ¿No dejar de ser niño nunca?. ¿Que tu profesión sea además, tu juego preferido?. Y que la recompensa encima, sea el aplauso del público. ¿Conocéis alguna otra profesión que aplaudan al trabajador cuando termina su jornada laboral?
8-¿Según tu experiencia, cuáles son los requisitos básicos para hacer una buena representación?
Antes de poder hacer una buena representación, es necesario que los mimbres sean los mejores posibles. Hay que haber trabajado mucho, antes.
Cuando se elabora un espectáculo, lo primero y fundamental es el equipo humano – en este caso, autor, director, actores, etc., todo lo que conlleva una puesta en escena - . En general, con buenos equipos, dedicación, entusiasmo y amor a lo que haces es fácil alcanzar un buen resultado en cualquier meta que te propongas. 
9-¿Cómo definirías a un buen actor?
Un buen actor para mí, es el que mejor consigue engañarme, el que consigue que me emocione o que me ría con su mentira. No olvidemos que el teatro esta basado en una mentira que los actores convierten en verdad durante una representación, los que mejor lo hacen, son los que más te crees.
10-¿Qué premios has recibido o te gustaría recibir?
Algunos he recibido, pero los premios no es algo que me quite el sueño. El mejor premio es poder trabajar en este oficio y como os decía en una pregunta anterior, poder seguir haciendo de mi vida “un juego” y que los espectadores salgan satisfechos y con ganas de volver a ver otro espectáculo. 
11-¿Qué es lo mejor de ser actor? ¿Y qué es lo peor?
Aparte de lo mencionado anteriormente, otra de las mejores cosas que tiene ser actor, es que tenemos la posibilidad de conocer muchos lugares diferentes y mucha gente, también diferente.
En cuanto a lo peor, creo, que estar enfermo antes de una representación.
En cualquier otro trabajo, cuando se está enfermo, normalmente, no se va a trabajar. En el teatro, es dificilísimo que una función se suspenda, por la enfermedad de algún actor.
 
12-¿Querrías vivir de esta profesión toda tu vida? 
Prácticamente ya he vivido toda mi vida de esta profesión - es que, habéis dado, con el más viejo de toda la compañía. Sí, lo he conseguido.
Creo que soy un ser humano normal, como muchos otros. Muy obsesionado durante toda mi vida, por intentar llevar a la practica la regla de oro que aprendí en el colegio – hace tanto – “lo que no quieras para tí, no lo quieras para los demás”.
13-¿Si tuvieras que dar algún consejo a alguien que estuviera interesado en entrar en este mundo cuál sería?
Le diría, que no basta con estar interesado, tiene que estar convencido y luchar apasionadamente por dedicarse al mundo del teatro.
14-¿Cómo es la relación entre actores?
En general como la de cualquier colectivo de personas. Si te llevas bien, es maravilloso, porque pasamos muchos días y horas juntos y son vivencias muy intensas. Y si te llevas mal, puede ser horrible. Debo decir que en ese aspecto me considero, también, un privilegiado. He tenido y tengo magníficos compañeros.
15-¿Puedes contarnos algo divertido que haya pasado en alguna de las representaciones que has interpretado?
Pues mirad son muchas las anécdotas que me pasaron cuando empezaba con mi compañía de teatro, Zascandil, y que las guardo en la memoria.
Os contaré por ejemplo: Un día que estábamos actuando al aire libre en un pueblo, estábamos representando “la boda de los pequeños burgueses” de Bertolt Brecht. La obra representa un convite de bodas y como se van deteriorando la relación de una pareja recién casada, por culpa de los invitados impertinentes. En un momento determinado, en que un matrimonio invitado empiezan a discutir acaloradamente. Salta un espectador – no podríais arreglarlo de otra manera – ante dicho comentario el resto del público se empezó a reír y nosotros tuvimos que aguantar la risa, en un momento de tensión de la obra.
16-¿Te sientes identificado con los personajes que has interpretado?
Todos los personajes que interpretamos les prestamos nuestro cuerpo y nuestra voz, en ese sentido sí, pero en cuanto al contenido del personaje, no suele parecerse a uno mismo. Aunque también te puedes sentir identificado con el discurso del personaje.
17-¿Crees que ser actor ha influido en tu forma de ser?
Definitivamente, el teatro es muy bueno también como terapia personal y ayuda mucho a conocerse uno mismo y modificar conductas que no nos gustan.
18-¿Qué crees que te diferencia de otros actores?
No lo sé, creo en general, que los seres humanos, nos diferenciamos muy poco en lo esencial unos de otros. Luego cada uno, tenemos nuestras especificidades. Y en cuanto a lo artístico, no soy muy capaz de juzgarme con respecto a otros compañero. Todos intentamos hacer nuestro trabajo lo mejor posible. Luego es el público el que juzga, si le ha gustado un actor más que otro.
19-¿Cuáles son tus aficiones?
Por supuesto el teatro, el cine, la lectura, la música, el baile y algunas más.
20-¿Te gusta leer? ¿Tienes algún libro que te guste en especial? Recomiéndonos alguno.
Sí me gusta, cada vez más, a medida que me hago mayor. La lectura nos da conocimiento y el conocimiento es libertad.
Pues mirad os voy a recomendar una trilogía de un autor egipcio, premio Nobel de literatura en 1988, Naguib Mahfuz (trilogía de el Cairo). Me parece una novela extraordinaria.
21-Y por último, ¿qué piensas cuando después de una representación te vas a cenar tranquilamente con tu compañero de reparto al restaurante Tragaluz situado en el histórico barrio del Realejo de Granada y nuestra profesora de Lengua ,Encarni Escobar , os pide los correos electrónicos para enviaros esta entrevista que hemos elaborado los alumnos de 4º de la ESO y que queremos publicar en el periódico digital que estamos elaborando?
Pues que este es uno de los premios, como os comentaba en alguna pregunta anterior, que estoy encantado de recibir.
¡Muchísimas gracias!, y un enorme abrazo para todos.
    Muchísimas gracias Chem , de parte de todos los alumnos  de 4ºESO  y de su profesora Encarni Escobar del IES PABLO RUEDA  y por supuesto,  mucha suerte .