jueves, 19 de mayo de 2011

The Truman Show

       Hace ya algunos años, estuve visionando y comentando esta película con un grupo de alumnos. Me interesó su reacción por el suspense de la primera parte y concluyeron que lo que plantea no podría ocurrir jamás. Creo que el tiempo no les ha dado la razón.
   


         Recomiendo esta película a todo aquel que no haya tenido la oportunidad de verla, entre otros motivos fue capaz de visionar o predecir un fenómeno mediático. Todavía no había llegado el archiconocido y no menos polémico programa televisivo de  El gran hermano, Big Brother en el mundo anglosajón, considerado  desde el mayor bodrio televisivo, para algunos; hasta ese estudio sociológico, para otros pocos. (Pongo aquí opiniones de otras bitácoras, por si alguien quiere profundizar en este asunto).


       The Truman Show, estrenada en 1998, en  Estados Unidos   la película obtuvo tres nominaciones a los Oscar, al mejor director, al mejor actor de reparto (Ed Harris), y al mejor guión original, conocida como El show de Truman (una vida en directo) en  España  y La historia de una vida en Hispanoamérica. Dirigida por Peter Weir y protagonizada por Jim Carrey y Ed Harris. De Harris, sólo se puede añadir que es una más de sus magníficas actuaciones; lo curioso es el fantástico papel del sosete de Carrey, que hace el que yo creo, es el papel de su vida. 



          No quiero revelar detalles de la película, pero plantea unos aspectos muy interesantes, sobre los que se puede debatir y por tanto discrepar. Pero nunca dejar de reflexionar sobre algunas cuestiones como:
    •   Poder de los medios audiovisuales en nuestra sociedad, algo que ya planteaba mi venerado George Orwell en su increíble 1984, libro que todos teníamos que leer por sus muchísimas virtudes. Es decir, deben tener un límite o esos índices de audiencia ¿ lo pueden justificar absolutamente todo?
    •   Somos nosotros los dueños de nuestros actos o cada vez estamos condicionados por otros poderes como el de los medios de comunicación masivos. No hay que perderse en la película a todas esas personas solitarias cómo viven sólo para el espacio televisivo, han perdido su propio horizonte vital.
    • ¿Será la publicidad la que marque nuestro futuro? o por el contrario ¿tenemos los suficientes mecanismos para no empequeñecernos ante ella?
    • ¿Dónde están los límites de la intimidad y quién debe marcarlos?
    • ¿Puede la sociedad acabar con lo individual?
    • El día 11/0572011 veo en las noticias de televisión que muchos jóvenes muestran su intimidad en directo en las redes sociales, ¿ese es el futuro?



Si quieres aquí tienes el trailer, en la versión en inglés que es genial: